Digitalización: la importancia de las destrezas digitales en la empresa

Luis Eduardo Reyes, durante su ponencia para el PMI Madrid Chapter.

Las primeras décadas del siglo XXI están marcadas por la aparición de nuevas tecnologías que han revolucionado por completo los modos de vida en las sociedades occidentales. Los cambios vividos han sido de tal calado que muchos analistas hablan de una cuarta, e incluso quinta, revolución: la de la información y digitalización, cuyo peso sería similar al que ya tuvo la revolución industrial. En este escenario, las empresas se ven obligadas a adaptarse a lo digital. ¿Cómo deben gestionarse los proyectos para adaptarse a este nuevo contexto? ¿Cómo deben actuar los responsables de los mismos ante un mercado que exige innovación y habilidades digitales?

El pasado 26 de abril, Luis Eduardo Reyes Plasencia ofreció una interesante ponencia para el PMI Madrid Chapter en la que analizó el desarrollo y los efectos de la transformación digital, con especial mención al sector financiero. Ofreció, además, interesantes consejos para que los responsables de proyectos puedan adaptarse mejor a la nueva realidad digital.

El especialista de proyectos de Tecnología de la Información de EVO Banco explicó que el cambio de paradigma está asociado a la “aplicación de tecnología digital en todos los aspectos de la sociedad humana, desde el uso de Smartphones para enviar mensajes instantáneos hasta poder programar la lavadora”. Sin embargo, recalcó la importancia de adquirir un “aprendizaje de nuevas competencias digitales”. De esta manera, los trabajadores podrán “incorporar nuevas tecnologías para que el negocio sea más eficiente y permita nuevas oportunidades”, añadió.

En lo referente al sector financiero, según expuso el experto de EVO Banco, el último informe Barómetro de Innovación Tecnológica revela que la transformación digital es el principal reto por el que trabajar. De igual manera, el documento, comentó Reyes, identifica a las grandes compañías como Google, Facebook o Amazon y las fintech y neobancos como principales competidores.

¿Dónde invierten los millenials?El informe muestra también, prosiguió el ingeniero, la importancia de la alfabetización y transformación digital de los empleados para que cualquier empresa pueda adaptarse efectivamente a los nuevos modos de operar, transformando de igual modo sus estructuras. A la hora de sumarse al cambio digital, enumeró Reyes, el informe Observatorio Fintech 2018 de Finnovating ha establecido el Blockchain, Big Data Analytics e Inteligencia Artificial/Machine Learning como las tecnologías de mayor repercusión, respectivamente.

La innovación, analizó el experto, supone innovación y disrupción. Para que la empresa sea capaz de llevar ambas a cabo, necesita aprender a emplear las nuevas tecnologías que hacen posible el cambio y establecer alianzas. Todo ello sin olvidar el necesario apoyo que tienen que tener los trabajadores por parte de sus superiores.

Los responsables, estimó Reyes, deben aprender igual que los trabajadores para ser capaces de adquirir nuevos conocimientos que les permitan adaptarse a nuevos métodos de trabajo, adoptar roles híbridos y nuevas habilidades que han cobrado importancia en esta nueva revolución del trabajo.

Entre ellas se encuentra, describió el especialista de la entidad bancaria, la gestión del talento. Según afirmó, los modos de trabajar, vivir y pensar de los jóvenes que buscan trabajo han cambiado por completo, y ello dibuja nuevas dificultades para los encargados de gestionar los equipos. Estos nuevos trabajadores, explicó Reyes, “exigen flexibilidad, ser escuchados, y necesitan saber que pueden progresar deprisa”. Son, también, los que mejor entienden la digitalización al vivir sumergidos en lo digital. Por ello su talento es tan valioso para las organizaciones, y por ello los jefes de proyecto deben adaptarse a ellos, concluyó.