El 78% de los autónomos y pymes españolas no tienen web propia

Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia

El II informe sobre el nivel de digitalización de las empresas españolas elaborado por GoDaddy desvela que “el 78% de los autónomos y pymes españolas no dan el paso al mundo digital porque desconocen el proceso”. Así lo afirmó este martes Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia, en su presentación virtual a través de Zoom titulada: “¿Tú negocio tiene web? Oportunidades y retos que plantea el entorno digital a los autónomos y pequeñas empresas de España 2020”.

Contradictoria y curiosamente, el 56% admite que “es bastante importante estar presente en el entorno digital para su negocio”.

El estudio de GoDaddy revela la relación de las pequeñas empresas en Internet, su postura ante la digitalización y los retos y oportunidades ante el nuevo escenario surgido de la COVID-19. Ante el desconocimiento del lenguaje digital y de tecnicismos como el SEO (Search Engine Optimization) o el SEM (Search Engine Marketing), “un 35% nunca ha escuchado el término SEO, un porcentaje que asciende al 38% en el caso del SEM” afirma Stamerra, quien advierte que muchas empresas se quedan a las afueras de la presencia online.

Esto, advierte, supone una barrera para su posicionamiento, venta y, en especial, para el desarrollo de cualquier estrategia de marketing digital cuyo resultado sea un éxito.

Las redes sociales abren las puertas a nuevas y variadas estrategias de marketing

La digitalización genera una mayor rentabilidad a las empresas y el vínculo tan activo y estrecho que se crea con los clientes. Este es el motivo por el cual el 90% de los empresarios afirman que “es beneficioso estar presente en el mundo online”. Igualmente, la importancia de las redes sociales está cada día más valorada en el sector del marketing. Las publicaciones en las diferentes plataformas son un elemento de suma importancia para los empresarios.

La actual situación de la COVID-19 durante el confinamiento y su actual reducción de aforo, distancia de seguridad y límites de movimiento, ha obligado a que la mayoría de los negocios busquen su hueco en el entorno digital mediante una página web y un canal de venta propio.

8 de cada 10 empresas estiman un impacto negativo en sus negocios debido a la COVID-19

Tras la pandemia, la mayoría de los negocios que no estaban presentes en un entorno digital, sufrirá un impacto negativo en sus negocios. Stamerra asegura que “8 de cada 10 empresas tendrán más difícil la recuperación”. En lado positivo, hay un 21% de autónomos y pequeñas empresas que están presenten en Internet, que “se muestran optimistas pensando que les afectará poco o nada”.

Este es el motivo por el que “un 33% de los encuestados hubiera preferido tener implantada una página web antes de comenzar el coronavirus”. Sin embargo, no saben qué pasos hay que dar para abrir una página web, lo que dificulta la necesidad de posicionarse en el entorno online.

Stamerra cierra su presentación abogando que “las empresas tienen una margen de mejora de optimización muy amplio en cuanto al nivel de digitalización de las empresas españolas pues solo el 7% tiene una implantación total en el medio online”. Esto genera optimismo entre los autónomos y pymes para hacer crecer su presencia digital.