Elegir un buen roll-up, clave para potenciar tu imagen de marca



A la hora de crecer, los responsables de las startups suelen acudir a reuniones de rondas de financiación y ferias en las que se presentan y dan a conocer sus productos, presentarse a los clientes y mejorar su imagen de marca. Por eso, es imprescindible contar con los mejores elementos que ayuden a potenciar la imagen corporativa, de ahí que muchos opten por el uso del roll-up, un elemento muy útil para decir quién eres de forma visual y rápida.

Los roll-ups son carteles enrollables, fáciles de transportar y que se quedan de pie detrás de las personas que tienen que hacer una presentación o trabajos de relaciones públicas. Precisamente, gracias a su altura puede causar un gran impacto entre las personas que hay alrededor. Es una forma ágil de llamar la atención de tu startup, ya que la calidad de las imágenes que se suelen mostrar es muy alta, ganando en realismo y vistosidad. De hecho, al ser tan fáciles de manejar, cada vez hay más empresas que los usan para sus presentaciones, especialmente en las ferias y convenciones en las que una gran cantidad de empresas acuden en masa. Es por este motivo, que contar con un buen diseño corporativo ayudará a sobresalir sobre los demás.

Pero gracias a su desarrollo en los últimos años, también se pueden utilizar otras versiones como son los stands en los que apoyarse y donde se deposita la información a modo de folletos sobre la empresa, fondos decorativos de mayor tamaño que pueden mejorar y resaltar la imagen que se quiere ofrecer… La variedad es amplia y, gracias a ella, el impacto visual puede ser mucho más efectivo que otro tipo de elementos.

Cuidar todos los elementos visuales

Ten en cuenta que una de las cosas más importantes es la imagen que se ofrece, especialmente en las ferias y eventos exteriores. Por este motivo, los elementos de comunicación y marketing hay que cuidarlos al máximo, utilizando los recursos más útiles y beneficiosos a la hora de transmitir la imagen de las empresas.

No sólo hay que cuidar los mensajes que se lanzan en las redes sociales, página web, notas de prensa, también los elementos visuales que vamos a utilizar. Un buen logo, acertar con los colores que van a ser corporativos, los roll-ups para las presentaciones, tarjetas de visitas originales, folletos y cartas, entre otros, pueden ser claves para conseguir que un negocio pueda salir adelante.