GSG Business Hub: espacios de lujo privados para hacer negocios de forma exclusiva

En primer lugar, una de las estancias de GSG Business Hub Serrano. En segundo término, Félix Arroyo, CEO y fundador de la organización, explica el propósito de la misma. |FOTOGRAFÍAS: Wildcom y Marta Peiro del Valle

Las empresas que quieran establecerse en las zonas más exclusivas de Madrid, entrar en contacto con otras, y reunirse tanto con clientes y partners como con inversores pueden hacerlo en cómodos y lujosos espacios. GSG Business Hub es una red de centros de negocio premium que busca “transformar la forma de trabajar” ofreciendo a sus clientes espacios privados y personales del máximo nivel en edificios emblemáticos.

En 2014, relata Félix Arroyo, la organización abrió su primera oficina. Desde entonces ya son “casi 200 clientes”, 160 empresas de carácter internacional, los que trabajan en estas estancias “privadas, confidenciales y muy personales” con un estilo que mezcla “lo contemporáneo y lo clásico”, asegura el CEO y fundador.

“El 50% de esos clientes son empresas del sector financiero”, de la abogacía y personalidades del sector tecnológico, aclara Arroyo. El 50% son “empresas extranjeras que deciden invertir en España”, apunta también. Entre las principales nacionalidades destacan los profesionales de Francia e Inglaterra, seguidos de mexicanos y algunos alemanes, cita Arroyo.

En el último trimestre del 2019, GSG cuenta con 5 oficinas en Madrid, situadas en la calle Serrano (de 800m2), en Cibeles, en el Paseo del Prado, en la Calle Villanueva y en la Plaza de España. Todas ellas, destaca Arroyo, están cerca de núcleos de poder y decisión. Además de estas oficinas, que el grupo pretende “consolidar”, la organización prevé abrir 15 centros de negocio en España (Barcelona, Valencia y Zaragoza) y Portugal en 3 años, como parte de su plan de expansión internacional, denominado “Proyecto Olimpo”, expone el CEO.

GSG Business Hub ofrece despachos de lujo de diferentes tamaños cuyo precio oscila entre los 1.200€ y los 5.000€. También lugares de reunión y comunes con los que pretenden “ayudar a que se relacionen” las empresas que habitan dichos espacios. Todos ellos están decorados con obras de arte actual y contemporáneo, desde ‘Mirós’ a ‘Chillidas’, que cambian cada 6 meses y elementos tradicionales para que los clientes se sientan como en casa. “La confianza y la privacidad son fundamentales. Tratamos de ayudar a las empresas sea cual sea su modelo de negocio”, declara Arroyo.

Esa ayuda se traduce en unos “servicios muy personalizados” a los que los clientes pueden acceder a través de una aplicación móvil. Entre estos servicios se encuentra la gestión personalizada de los grupos de interés, el acceso a un club selecto de empresarios, la organización de encuentros diplomáticos y eventos para entrar en contacto con otros profesionales, posibles clientes, patrocinadores y proveedores, los martes digitales o las tertulias sectoriales con directivos de empresas cotizadas en el Ibex 35.