Cómo hacer crecer tu startup


Poner en marcha una idea de negocio no es una tarea fácil, sino todo lo contrario y más hacerla crecer. Está lleno de obstáculos que se pueden sortear sin demasiados problemas siempre y cuando se tengan las cosas claras, para que así una idea se convierta en una startup de éxito. Pero para ello, hay que pasar por muchas fases, desde el conseguir una idea, hasta evaluar y planear la estrategia para su puesta en marcha, la búsqueda de financiación, su desarrollo y más adelante su expansión e incluso internacionalización.

Por eso, hay que seguir una serie de consejos que muchos expertos han ofrecido a lo largo de estos años y aquí te ofrecemos algunos de ellos.

Ten una idea, pero compruébala

Lo más difícil del proceso de emprendedurismo es tener una idea de negocio que funcione. Precisamente la última parte, que funcione, es la clave, ya que a pesar de que se tenga una idea, hay que comprobar si existe un mercado para ella, evaluando las necesidades del mercado, la competencia y la necesidad del producto o servicio a desarrollar.

Elabora un plan de negocios

Una vez que la idea está lista, hay que establecer una serie de parámetros o planes de negocio para que pueda ponerse en marcha sin demasiados riesgos y teniendo en cuenta todas las posibilidades. Y es ahí donde entra el plan de negocios, donde los emprendedores tienen que establecer los pasos a seguir para ponerla en marcha así como el presupuesto, las necesidades de personal o el espacio que se necesita y los gastos que van a suponer. Muchos expertos advierten a los emprendedores que deben tener en cuenta que el primer año del negocio no se generarán ingresos, así que hay que prever este asunto con antelación.

Consigue financiación

Sabiendo el presupuesto y la previsión de gastos, está todo prácticamente hecho. Pero ahora hay que buscar financiación, no sólo para empezar con el negocio sino también para poder hacerlo crecer. Hay diferentes maneras de conseguirla, bien con préstamos bancarios, amigos, familiares, crowdfunding o bien con las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) a través de las cuales se puede lograr financiación con la concesión de avales directos para facilitar a los emprendedores esta ardua tarea, como lo hace ConAvalSi.

Y es que con este tipo de herramienta se puede conseguir un aval para tu negocio  de una manera segura y sencilla.

Rodéate de un buen grupo de trabajadores

La clave del éxito de una startup es el trabajo y para ello, un grupo de personas dedicadas, trabajadoras y responsables es muy importante. Así que busca a aquellos trabajadores que más se adapten a tus necesidades pero que siempre reúnan una serie de requisitos, como buen talante, responsabilidad, dedicación e implicación en el proyecto a desarrollar y con ideas para compartir.

Analiza resultados y piensa en soluciones

Para saber si un negocio o una startup funciona, es necesario evaluar los resultados, ser crítico y encontrar soluciones a los problemas a los que te has enfrentado o que prevés te enfrentarás en el futuro. Date un tiempo, un año podría ser una buena opción, y con estadísticas en la mano, analiza y estudia cada movimiento que se ha dado para así poder encontrar los puntos flojos de la compañía y mejorarlos. También puedes realizar una encuesta de satisfacción del producto o servicio que se está desarrollando para así conocer la opinión de los clientes y poder actuar en consecuencia.

En cualquier caso, como el proceso de creación y de desarrollo de una startup es complejo y lleno de vicisitudes, la clave del éxito es la perseverancia, el trabajo y la pasión por una idea que seguro llevará a buen término.