España, segundo país inversor en Bogotá

España es el segundo país del mundo con más inversión en Bogotá, capital de Colombia, con un 15,8% del total de inversión extranjera, tras Estados Unidos , que alcanza el 25, 5%, y por delante de otros países europeos como Francia (7,2%) y Reino Unido /5,1%), en tercera y cuarta posición del ranking, respectivamente.

En total, la capital colombiana ingresó entre 2007 y 2017 un montante de 19.272 millones de dólares estadounidenses en inversión extranjera, principalmente de países europeos y
latinoamericanos, además de Estados Unidos.

Estos datos los dio a conocer a un reducido grupo de prensa internacional, en el que está presente TodoStartups, la entidad Invest in Bogotá, organización creada en 2006 a iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá, institución privada, y su Ayuntamiento, como ente público, cuya misión es propiciar la inversión extranjera en la metrópoli colombiana.

En este tiempo, y hasta octubre de este año, Invest in Bogotá suma 320 programas apoyados, con una inversión de 2.000 millones de dólares estadounidenses y que han supuesto la creación de unos 35.000 empleos, la mayoría de los cuales son de trabajadores nacionales.

Bogotá se presenta como una propuesta de valor, como prueba, por ejemplo, el que esta semana sea el centro de la industria creativa o también llamada ‘economía naranja’, con motivo de la celebración de Colombia 4.0, evento inaugurado por la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, y su ministra de TIC, Silvia Constaín. Una apertura que cerró la ponencia de Adrián Molina, guionista y creador de ‘Coco’, la película de animación de Pixar Premio Oscar 2018 a la mejor filmación en este género.

En este contexto donde Bogotá saca pecho con ‘El Dorado’, el primer aeropuerto de Latam en carga aérea y el tercero en tráfico de pasajeros, con 46 conexiones directas internacionales, 17 tratados comerciales y 3 en negociación suscritos con países de todo el mundo, ahora también de Asia, mercado al que aspira alcanzar en el corto y medio plazo. En conjunto, unos acuerdos que se traducen en una proyección de mercado de 1.570
millones de personas.

Además, Bogotá es el principal centro de consumo de Colombia, representando el 31% del PIB colombiano, según datos de 2016; un PIB per cápita de 9.834 dólares estadounidenses, con una población de 10,8 millones de habitantes (el 22% del total del país) y con un 51,6% de clase media, creciente. Capital que acapara el 31% del total de compañías extranjeras radicadas en suelo colombiano (según datos de 2016). Y donde hay 4,6 millones de trabajadores, una fuera laboral que engrosa cada año una media de 160.000 graduados universitarios.

Pero es en IT donde Bogotá está centrada en hacer un especial esfuerzo de captación de interés. Solo en 2016 este sector económico representó unos ingresos de 4.000 millones de
dólares estadounidenses. La capital colombiana, y por extensión el país, ocupa en este ámbito la cuarta posición en el ranking en Latam, por detrás de Brasil, México y Argentina. Las principales líneas de negocio serían el software o el marketing, entre otras, y donde Bogotá reúne el 64% del total de inversión en este campo de todo el país.

Precisamente Estados Unidos, con el 29%, y España, con el 11,32, son los dos principales países receptores de de bienes IT procedentes de Colombia y en particular de su capital. Un contexto en el que Colombia compite, tras Brasil, como el país Latam con más número de cables submarinos, pero cuyo principal reto por delante es el de garantizar el cien por cien de conectividad a su población y que aquélla sea lo suficientemente potente.

Por si fuera poco, Colombia representa hoy la tercera fuerza laboral de TIC en Latam, y Bogotá el 25% del total del país, seguida de Medellín y Cali. Y desde hace quince años crece un 5,6% por año el número de graduados en IT, lo que garantiza una fuerza laboral en esta rama industrial y económica que coloque a Colombia, y a Bogotá en particular, al menos, a la cabeza de Latam.