Javier Llamas: “Para muchos emprendedores Lean Startup es una mentalidad, más que un método”

La metodología Lean Startup tiene una década, pero tiene “el tiempo suficiente como para poder ver sus resultados”, así el emprendedor y formador Javier Francisco Llamas Fernández,  explica, define y conversa sobre esta metodología.

Javier ha comprobado que para muchos emprendedores el Lean Startup, es una mentalidad, más que un método, ya que “cuando deciden desarrollar una idea de negocio, piensan que es fundamental validar su idea antes de fracasar y derrochar gran cantidad de recursos”.

Recientemente, ha publicado el libro “Lean Startup: Aplicación Práctica Para Emprendedores, Intraemprendedores y Formadores” junto a Susana Jurado Apruzzese, experta en Innovación y Dirección de Proyectos y sobre el texto y el Lean Startup conversamos en TodoStartups.

Para los lectores no tan adentrados en la metodología Lean Startup, ¿Cómo definirla?, ¿Cuál es su alcance y su relevancia?

La esencia de la metodología Lean Startup, creada por Erick Ries, radica en desarrollar ideas de negocio, generando valor, desperdiciando la cantidad mínima de recursos posibles. Es frecuente ver negocios fracasados en los que se han invertido muchos recursos. Para evitar este desperdicio, Ries, propone que antes de lanzar las ideas de negocio, se validen y una vez comprobado su encaje en el mercado, se inviertan los recursos necesarios para desarrollar ese modelo de negocio. Para ello Ries, propone que cuando se tiene una idea de negocio, se comience por validar las hipótesis, es decir las suposiciones de las que el emprendedor parte y que cree que harán de su idea un buen negocio.

Dichas hipótesis o suposiciones pueden ser: la existencia de un problema que resolver, el valor añadido que se va a aportar, el segmento de clientes al que se va a dirigir, la forma de monetizar el negocio. La mejor forma de validar estas hipótesis es mediante entrevistas a posibles conocedores o potenciales interesados en el negocio. Una vez que se compruebe que realmente existe una necesidad a la cual se puede dar respuesta con la idea de negocio, en vez de crear el producto definitivo, la metodología Lean Startup propone crear un Producto Mínimo Viable (MVP). Se trata de un experimento, que te permita recoger toda la información posible sobre cómo tu idea soluciona el problema que has descubierto y que deseas resolver a tus potenciales clientes.

Con muy poca inversión de recursos, se puede crear un prototipo, u otro tipo de experimentos que te ayuden, a través de entrevistas-solución, a conocer si realmente tu propuesta de valor es la que el mercado requiere. Digamos que si tu idea de negocio es una aplicación para medir la cantidad de clientes que acceden a un espacio, como pudiese ser un centro comercial, como producto mínimo viable no hace falta que desarrolles la aplicación con todas sus características, puede ser simplemente un diseño, siempre que sirva para comprobar que tu propuesta es la solución a la necesidad a la cual pretendes dar respuesta.

Todo este proceso es muy importante que se mida, para aprender. La contabilidad de una empresa ya constituida es obtener una rentabilidad, la contabilidad de una startup, es el aprendizaje validado del modelo de negocio. Este aprendizaje permitirá que el emprendedor pivote, es decir, modifique alguno de los componentes de su modelo de negocio o persevere en el desarrollo de su producto o servicio, incrementando sus características. La conclusión de este proceso es que con pocos recursos será posible establecer si el modelo de negocio es viable y si se está creando algo que el mercado demanda, antes de haber invertido inútilmente gran cantidad de recursos.

¿Cuál es el fundamento, los pilares de la metodología Lean Startup?

Eric Ries, quien tiene registrada la marca Lean Startup, se da cuenta de que muchos de los productos que se crean, después de un gran esfuerzo, fracasan por no tener acogida en el mercado. En su experiencia como emprendedor, descubre que existen varias metodologías en diversos sectores que, aplicándolas al emprendimiento, de una forma innovadora, pueden ayudar a generar éxito. De dichas metodologías, caben destacar:

  • Lean Manufacturing: Crear valor para el cliente, entendido como la eliminación de desperdicio, ofreciéndole lo que realmente demanda, con la calidad correspondiente.
  • Desarrollo de clientes: desarrollar el producto desde la óptica del cliente, aprendiendo y validándolo desde el continuo contacto con él.
  • Desarrollo Ágil: desarrollar ese producto de una forma ágil, flexible, iterativa, incorporando nuevas funcionalidades a medida que se va validando.

En el texto hay un acápite hacia la metodología tradicional vs. metodología startup, ¿Cuáles son sus diferencias fundamentales?

En la historia del emprendimiento, la forma que han propuesto las escuelas de negocios para abordar rigurosamente ese emprendimiento ha sido el plan de negocio. Una herramienta muy útil para planificar negocios que ya se conocen, donde el entorno es estable y predecible y donde se aceptan suposiciones (hipótesis) que se dan como consumadas. Steve Blank, en su artículo: “Why The Lean Startup Changes Everything”, critica la aplicación en las startups, de esta forma tradicional de planificar los negocios. Considera el autor que: “el plan de negocios rara vez sobrevive al contacto con la realidad”.

Una vez que el emprendedor, con un plan de negocio convincente, consigue el dinero de los inversores, comienza a desarrollar el producto, invirtiendo miles de horas y de presupuesto y solo después de lanzar el producto, la empresa obtiene la retroalimentación del cliente, dándose cuenta de que muchas veces el cliente no necesita o no desea la mayor parte de las características del producto.

Hoy día el emprendimiento que aporta valor está ligado a la innovación y abordar la innovación es enfrentarse a la incertidumbre, por eso surge la startup, que no se debe confundir con una empresa en pequeño. Las startups son experimentos que, permiten ir desarrollando la idea de negocio, ver cómo responde el cliente y tomar la decisión de seguir creciendo o dar un nuevo enfoque al modelo de negocio. Si ese modelo de negocio demuestra ser rentable y escalable, el experimento pasará a convertirse en una empresa, donde ya tiene sentido establecer las proyecciones que requiere un plan de negocios.

Es importante, por lo tanto, tener claro que una startup es una organización temporal, donde se va buscando el modelo de negocio rentable. En este tipo de emprendimiento, las startups, es donde cobra sentido aplicar la Metodología Lean Startup.

El libro es una “guía de la metodología Lean Startup, fruto de años de experiencias compartidas”, ¿Puede compartir al respecto algunos ejemplos?

En la tarea del formar y de formarme, me he encontrado con casos de aplicación de la metodología Lean Startup que me han resultado muy interesantes. Entre ellas, Adalab, una startup que fue validando su idea de impulsar a mujeres jóvenes con dificultades de empleabilidad, facilitando su inserción en empresas y hoy día son un modelo de formación innovadora. También me ha llamado mucho la atención el caso de Mouse4all, una solución de accesibilidad que permite utilizar un teléfono o tablet sin tocar la pantalla, a personas con algún tipo de impedimento.

Cubelizer, es otro de los emprendimientos en los que he podido ver la aplicación de la metodología Lean Startup a lo largo de la validación de su idea de negocio que consiste en estudiar el comportamiento de los clientes en diversos espacios, para luego con esos datos, los responsables, poder tomar decisiones. Salen de su oficina y entrevistan a quienes piensan que pueden ayudarles a validar sus suposiciones. Otros sienten que antes de crear un producto, es importante crear un MVP, un producto mínimo viable, que con poca inversión les permita saber si realmente solucionan el problema encontrado y para otros es importante conocer muy bien al potencial cliente y establecer los pivotes, los cambios necesarios para encajar su idea de negocio.

En definitiva, Lea Startup te permite fracasar de una forma muy económica o encontrar la viabilidad de lo que puede ser un gran negocio y por eso hoy día es más fácil sortear el riesgo inherente al emprendimiento.

Se habla de la innovación corporativa a través del talento intraemprendedor, ¿Cuán relevante es este tipo de emprendedor dentro de una empresa u organización, incluso en la academia?

A las corporaciones, precisamente por burocracia y por la inercia que llevan no les es fácil innovar. Cada vez se hace más necesario propiciar el intraemprendimiento como modo de fomentar la innovación. La aplicación del Lean Startup en el medio corporativo establece los mecanismos necesarios que permiten trabajar como startups internas, con todas las ventajas que conlleva esta forma de trabajo (fundamentalmente en cuanto a velocidad y flexibilidad).

La aplicación de la metodología Lean Startup en la innovación corporativa permite acelerar los ciclos de innovación, posibilitando probar nuevas ideas de forma más rápida y económica.

¿Se complementan los programas académicos con esta metodología tan moderna o es un conocimiento específico para un sector? Por ejemplo, un nuevo tipo de empresa, surgió producto del internet, los Ubers, Amazon, Netflix, ¿requieren las startups de un nuevo profesional de M.B.A o con los conocimientos tradicionales?

Con frecuencia se establece la comparación entre la aplicación de la Metodología Lean Startup y el desarrollo del plan de negocio que se suele realizar al finalizar un MBA. Cuando se lee el artículo de Steve Blank, sobre: “Por qué el Lean Startup está cambiando todo” se percibe una dura crítica al plan de negocio, como: “ejercicio inútil que rara vez sobrevive al contacto con la realidad”. A muchos emprendedores y sobre todo formadores, con una larga trayectoria en el medio emprendedor, les genera confusión y perplejidad, pues pareciera que todo lo que han venido enseñando chocase contra la realidad.

Sin embargo, se debe ser cauto y sobre todo contextualizarlo. La Metodología Lean Startup ha sido creada para aplicarla en contextos innovadores, de gran incertidumbre, donde se trata de buscar un modelo de negocio que una vez que se compruebe como sostenible, como rentable, se pueda convertir en una empresa.

En el momento de dar el salto, es donde tiene sentido hacer un buen plan de negocios. Por lo tanto, es conveniente aclarar, para tranquilidad de quienes se han visto confundidos por la aparición de estos nuevos esquemas, que ambas metodologías son complementarias; que lo importante es servirse de cada una ellas, en el momento oportuno. Lo ideal, si se está buscando un modelo de negocio, será comenzar con la Metodología Lean Startup y continuar con el plan de negocio en una segunda fase de lanzamiento empresarial, cuando se haya madurado el modelo y se requiera una mayor planificación.

¿Puede ser la Metodología Lean Startup útil para incubar, emprendimientos tradicionales que deseen transformarse digitalmente o es una metodología para emprendimientos de base tecnológica?

Es frecuente, escuchar que la aplicación de la metodología Lean Startup está dirigida al desarrollo de ideas que tienen que ver con el software y no con el hardware; o, dicho de otra forma, está dirigida a negocios online, más que negocios offline. La realidad demuestra que Lean Startup es una metodología dirigida a negocios innovadores, con una gran carga de incertidumbre, pero que se puede aplicar tanto a negocios online como negocios offline y tanto a software como hardware.

De hecho, los emprendimientos a los que he hecho alusión, desarrollados con la metodología Lean Startup, tienen que ver especialmente con el hardware, con lo físico, como es el caso de: Mouse4all, una solución de accesibilidad para móviles, conformada por una caja de conexiones conectada a una aplicación; Adalab que es un centro de formación o Cublizer, una herramienta para hacer seguimiento al comportamiento de las personas en un determinado lugar.

Si es verdad que hoy día muy pocas cosas no tienen un soporte online, pero queda demostrado que la metodología Lean Startup no se reduce al software, a la nube, a lo online. El mismo Eric Ries comenta: “El modelo del Método Lean Startup se ha aplicado a una amplia variedad de negocios e industrias: industria, tecnología sostenible, restaurantes e incluso lavanderías”.

Tienen un apartado sobre la propagación de la Metodología Lean Startup específicamente en España, ¿podría compartir los principales referentes al respecto?  ¿Las incubadoras y aceleradores de startups, la emplean para desarrollar los emprendimientos?

En España se ha ido generando un ecosistema Lean Startup que está propiciando el fomento de la aplicación de la metodología Lean Startup en el medio emprendedor español. De los elementos de este ecosistema se pueden resaltar varios asuntos.

La literatura sobre la metodología Lean Startup que empezó a partir del año 2013 impulsada por Mario López de Ávila y José Antonio de Miguel Visa que editaron “El Estado del Arte del Emprendimiento Lean en España” en los años 2013, 2014 y 2015 y ha continuado desarrollándose en diversas publicaciones que se pueden localizar en reconocidos blogs, sobre la materia como “Innokabi” de Alfonso Prim, donde se ofrece una gran variedad de artículos que ilustran la metodología Lean Startup.

La formación en Lean Startup también ha comenzado a tener relevancia en el área de innovación y emprendimiento, y en instituciones oficiales, como universidades y escuelas de negocio. Cada vez resulta más frecuente encontrar la aplicación de esta metodología en programas formativos que apuestan por la innovación como el máster “Digital Entrepreneurship”, de la Universidad Politécnica de Catalunya, en Barcelona, en su centro de Talento Tecnológico.

El Seminario Lean Startup, destinado a interesados en convertir una idea en empresa de la UNIR, el curso de Iniciativa Emprendedora de la EOI, un curso para ayudar a jóvenes en el diseño de su modelo de negocio, con una metodología innovadora, para que puedan poner en marcha su proyecto de forma ágil y eficaz. El Máster en Digital Business & Lean Startup de EIBS (Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores), cuyo objetivo es la creación de productos viables, en los que el alumno, además de identificar el modelo de negocio, pueda crear un MVP, que les permita testear sus hipótesis.

La consultoría sobre la metodología Lean Startup, es cada vez más demandada y más los ámbitos que reclaman su apoyo. En el área del emprendimiento Lean Startup español, son referentes algunos consultores como el propio Mario López de Ávila quien, con más de 25 años de experiencia en el ámbito de la innovación, el crecimiento y el cambio organizativo a gran escala, ha sido pionero en la aplicación y desarrollo de una gran variedad de enfoques metodológicos y ha ayudado a muchos emprendedores, pero también a grandes corporaciones a utilizar Lean Startup.

Asimismo, Néstor Guerra, a través de su empresa de mentoring y consultoría, ofrece ayuda a compañías, instituciones y a emprendedores para utilizar la innovación como motor de su futuro crecimiento y consolidación, utilizando la metodología Lean Startup. Roberto Touza, uno de los consultores más activo en las redes sociales, divulga constantemente temas relacionados con la metodología Lean Startup. Su sitio web registra varias de las conferencias que ha dirigido a un gran número de emprendedores y empresas.

Luz López Palacios también es muy conocida en el medio de la consultoría Lean Startup. A través de la consultora “XQ NO” facilita procesos empresariales de innovación y transformación, bajo la metodología Lean Startup, ofreciendo la capacitación de equipos internos de Lean Innovation. Miguel Macías, fundador de “Advenio”, es otro referente en consultoría Lean Startup. Especialista en el diseño y validación de modelos de negocio innovadores, tiene su propia metodología: “EDV. Entender la oportunidad, definir la idea y validar el modelo”, para lo cual utiliza varias metodologías, entre ellas Lean Startup.

Las aceleradoras de empresa se han convertido en instituciones impulsoras del emprendimiento innovador y están teniendo en cuenta la metodología Lean Startup en sus procesos. En España, según Startupxplore hay más de cien aceleradoras de empresas. Las aceleradoras de empresas son compañías que se dedican a impulsar startups que están comenzando. Suelen proporcionar a los emprendedores un espacio compartido de trabajo, acceso a mentores, una pequeña aportación inicial de capital (seed funding) y la oportunidad de presentar su idea de negocio ante inversores, business angels y capital riesgo en los “demo day” o “investors’ day”.

De las aceleradoras más destacadas en el ámbito emprendedor español, en algunas, se puede comprobar como la metodología Lean Startup forma parte de su formación. De todas las aceleradoras, la impulsada por la multinacional Telefónica, Wayra, sigue siendo la referencia, en cuanto a la actividad de aceleración de ideas de negocio, no sólo por ser la pionera y de mayor dimensión, sino por ser el hub de innovación abierta más global, tecnológico y conectado con del mundo, con una red de 7 centros de innovación en 10 países de Europa y América Latina.

Explorer, anteriormente conocida como Yuzz, es la aceleradora del Banco Santander. En la actualidad cuenta con más de 50 centros en los que durante cinco meses los emprendedores reciben formación, apoyo y asesoramiento. En la propuesta formativa de la aceleradora, se aprende a lanzar un proyecto innovador desde el diseño hasta su implementación, formándose en Design Thinking y Lean Startup.

Además, es el programa de pre-incubación de Banco Santander que ayuda a experimentar el emprendimiento como opción profesional. Durante 12 semanas y de forma mayoritariamente online, los Explorers trabajan sobre su idea transformándola en una solución que contribuya a lograr los ODS 2030.

Con un enfoque práctico y basado en dinámicas de aprendizaje social, Explorer está diseñado para que las personas participantes se conviertan en parte activa del cambio a través de la puesta en marcha de proyectos económicamente sostenibles en distintas industrias, sectores y tipos de organizaciones.

Tetuan Valley Startup School, con sede en Google Madrid, es un ejemplo de programa de aceleración financiado por fondos europeos que consiste en la preparación de jóvenes emprendedores que puedan definir sus ideas innovadoras, validarlas a través de un modelo de negocio y materializarlas en un primer prototipo. En la programación formativa se puede ver cómo gran parte de la temática propuesta tiene relación directa con la metodología Lean Startup.

Demium Startups es una red de aceleradoras de startups fundada y dirigida por Jorge Dobón. Con sede en Valencia, Madrid y Barcelona: identifican, conectan y desarrollan el mejor talento para crear juntos empresas de éxito que transformen la sociedad, despertando conciencia emprendedora. Cuentan con una metodología propia, basada en Lean Startup.

IE Venture Lab, es la aceleradora de IE Business School: Los equipos participantes, reciben capacitación, tutoría y acceso a un espacio de coworking llamado Área 31, donde se preparan los proyectos para ser presentados en el Venture Day. La metodología que se sigue está basada en el método Lean Startup.

La Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, ha promovido, cofinanciado por el Fondo Social de la Unión Europea, un Programa de aceleración de proyectos emprendedores. En este programa se pretende impulsar y acelerar la puesta en marcha de proyectos emprendedores a través de la metodología Lean Startup.

Javier Francisco Llamas Fernández es coautor del libro Lean Startup: Aplicación práctica para emprendedores, intraemprendedores y formadores.
Es doctor en Ciencias Sociales en el área de emprendimiento, especializado en la investigación de la aplicación de la metodología Lean Startup, por la Universidad Pontificia de Salamanca. Emprendedor, por vocación, es socio fundador de la Escuela de Negocios European School of Leadership (EUschool). Su trayectoria profesional ha estado ligada al medio formativo y a Latinoamérica. Desde muy joven se ha desempeñado como profesor y responsable de la dirección de diversas áreas educativas. Como formador universitario, ejercer la dirección de un máster en creación y dirección de empresas supuso el impulso que le ha mantenido permanentemente conectado con el ecosistema emprendedor español y latinoamericano. Ha dedicado varios años en su desempeño profesional a la dirección y gestión de empresas familiares y en la actualidad, su propósito se concentra en el esfuerzo de consolidar su apuesta emprendedora, European School of Leadership, y su pasión por impulsar la formación, mentoría e investigación en el área del emprendimiento. Puede conocer más sobre esta metodología en el texto “La metodología Lean Startup: desarrollo y aplicación para el emprendimiento” de los autores Francisco Javier Llamas Fernández y Juan Carlos Fernández Rodríguez