La Asociación de Mujeres Empresarias alimenta la pasión por emprender

La Asociación Española de Mujeres Empresarias (Aseme) completó aforo este jueves del Work Café Santander en Madrid con su convocatoria de networking que contó con las ponencias previas de tres reputados cocineros: Pedro Larrumbe, Mario Sandoval y Pepa Muñoz, quienes compartieron algunas claves para lograr el éxito en el ámbito profesional.

“Ningún comienzo es fácil”, afirmó Pepa Muñoz, algo en lo que coincidió con sus compañeros de profesión; un mensaje lanzado con doble intención, para que quien empiece su desarrollo profesional o emprendedor no se desanime y para que quien ya se embarcó en su día en un proyecto se reconozca a sí mismo en las dificultades que, con toda seguridad, hubo de afrontar.

Por ejemplo, Pepa Muñoz contó las trabas administrativas con que se encontró hace 16 años para poder poner en marcha su negocio. “Fueron años muy duros”, confesó, pero optó por bajarse del tren y poder disfrutar del momento actual, en el que “las mujeres cocineras ya estamos teniendo la visibilidad” que se corresponde con la cualificación de su trabajo.

Trabajo no siempre fácil de compatibilizar con la vida familiar, admitió, aunque, con humor, agregó que “soy más rentable en el restaurante que poniendo una lavadora en casa”.

Le siguió el hilo su colega Pedro Larrumbe, para quien cocinar, pero sobre todo prosperar en la vida, fue un objetivo que tenía muy claro desde que era niño. “Yo no había pisado una cocina en mi vida, pero cuando surgió la oportunidad di el salto. No sabía de cocina, pero lo que sí sabía es que no me quería quedar en mi pueblo con una boina en la cabeza”.

A los 16 años recaló fuera de donde nació en un restaurante, un negocio familiar que le acogió como un miembro más -con el apoyo de sus propios padres- y en el que aprendió el oficio. Lugar en el que recibió formación, pero también cariño, tanto que hasta le promocionaron para un trabajo mejor en otro restaurante en Santander. Eso sí, los comienzos requieren siempre de esfuerzo, de ahí que sus “vacaciones consistían en aprovechar para trabajar en restaurantes de otros países”, donde se forjó el Larrumbe de hoy. “Lo mejor de todo”, sentenció, es que “nunca tuve la sensación de estar trabajando”.

Cerró la terna de intervenciones Mario Sandoval, otro grande de la cocina española, quien trasladó a los asistentes que “el concepto del servicio al que te prestas en tu actividad tiene que ser con dignidad y, sobre todo, corazón”.

Al término del evento, Eva Serrano, presidenta de Aseme, explicó la heroica iniciativa que llevo hace 50 años a un grupo de mujeres a fundar una asociación empresarial en una España en la que la mujer apenas tenía reconocidos derechos administrativos fundamentales, buena parte de los cuales dependían de la autorización de los hombres.

“Me gusta decir”, apuntó Serrano, que Aseme nació “desde la clandestinidad”, una pionera iniciativa que gustó definir como las “madres de la CEOE” actual. “Todo el mundo habla ahora de la mujer”, pero advirtió que “se está distorsionando nuestra figura”.

Y con este aviso para navegantes arrancó el posterior networking en un espacio que casi quedó pequeño ante el éxito de una convocatoria a la que asistió Arancha de las Heras, presidenta del Grupo Educativo CEF.- UDIMA -propietario de TodoStartups– y vocal de la Junta directiva de Aseme, así como los profesores de la institución educativa Diego Olmedilla y Paloma Factor.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups