La startup española Uncanny saluda el espaldarazo de la ONU al cannabis legal

De acuerdo con los datos de Berkshire Hathaway, el mercado europeo de cannabis legal tiene una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) esperado del 29,6% hasta 2027. En términos globales, según Grand View Research, el crecimiento está estimado en un 18.1% hasta 2027. Se trata de un mercado valorado en 17.700 millones de dólares en 2019 y que se espera alcance los 56.700 millones para 2027.

En este ámbito surge la startup española Uncanny, cuyo cofundador y CEO, Rafael Ortiz, afirma que “el Cannabis y sus derivados como el CBD han venido para quedarse y no es ninguna moda, así lo demuestran mercados más consolidados como EEUU”. Desde la cosmética hasta el deporte, pasando por la moda o alimentación, el cannabis, asegura, tiene “múltiples usos y beneficios”.

Entre los derivados del cannabis destaca el CBD o cannabidiol, tendencia global por su alto potencial terapéutico: es antiinflamatorio, ansiolítico, antibacteriano, analgésico, antioxidante, reparador, neuroprotector, regulador de la homeostasis del cuerpo, y, además, no tiene efecto psicoactivo. Así lo refleja el último informe del comité de expertos de la OMS (2018) concluyendo que, además de sus múltiples propiedades terapéuticas, no es ni adictivo ni nocivo para la salud. Para rematar, Naciones Unidas reconocía hace unos días explícitamente las propiedades medicinales del cannabis legal.

Hace unos días, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea daba un paso importante hacia la comercialización del CBD legalmente producido dentro de la UE. Aunque la industria local aún habrá de esperar, “supone un paso más en la consolidación del sector y el inmenso potencial que tiene”, explica Sofía Sanz, cofundadora de Uncanny.

La startup Uncanny está embarcada ahora en impulsar la educación sobre los derivados del cannabis y CBD, y afianzarse como el agregador de productos de alta calidad y de marcas punteras en salud, wellness y lifestyle, para combatir la oferta atomizada de productos que surgen en un sector con zonas grises todavía y que crece de forma acelerada, según informan en una nota.

Detrás de esta startup ‘made in Spain’, se encuentran cuatro emprendedores que suman su amplia experiencia en distintas áreas profesionales: Rafael Ortiz, Sofía Sanz, Lucas R. de la Rúa y Miguel Castilla.