Los economistas ven corta la demora del Gobierno para pymes

Los economistas se congratulan por la moratoria para las liquidaciones tributarias del primer trimestre, pero consideran que se aplica de forma restrictiva y lamentan que se aplace a la próxima semana lo concerniente a módulos y pagos fraccionados de Sociedades, salvo sorpresa cuando se publique en el BOE.

En un comunicado, se señala que, según la Comisión de la Unión Europea, se entiende básicamente por pequeña y mediana empresa (pyme) a aquella que emplee a menos de 250 personas y que su volumen de negocio anual no exceda de 50 millones de euros; por pequeña empresa, a aquella que emplee a menos de 50 personas y tenga un volumen de negocio anual que no supere los 10 millones de euros; y por microempresa, a aquella que emplee a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocio anual no supere los 2 millones de euros.

A la vista de esta definición, desde el Consejo General de Economistas consideran que la aplicación de la moratoria fiscal para empresas que facturen 600.000 euros al año, se queda “muy corta, ya que solo van a poder aplicarla empresas que facturan un tercio de lo que en Europa se considera una microempresa”.

Para el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, esta medida, “aun siendo meritoria –máxime si tenemos en cuenta la difícil situación que están atravesando nuestras cuentas públicas–, tiene un alcance limitado, ya que, sin ir más lejos,  muchas de las empresas que este lunes reanudaron, a duras penas, su actividad no van a poder beneficiarse de esta ventaja, que –conviene recalcar– es una simple moratoria de un mes y no una condonación”.