Los empresarios, alerta ante la “muy dura” crisis de “magnitud enorme” que se avecina

Sin ánimo de desmoralizar, pero sí de no ocultar la realidad, los empresarios españoles afrontan la reconstrucción de la economía española, en la parte que les toca, desde el entusiasmo propio del emprendedor, aunque también desde una realidad incontestable, que España ocupa, probablemente, la peor casilla de salida en esta carrera contra la crisis de los países de su entorno.

‘Empresas españolas liderando el futuro’ es un ciclo de reflexión convocado por la CEOE, de varios días de duración, en el que intervendrá lo más granado del empresariado español. Para abrir apetito, además del presidente de la patronal española, Antonio Garamendi, la mañana de este lunes contó con los análisis de dos ‘primeros espadas’: Pablo Isla, presidente de Inditex, y Juan Roig, presidente de Mercadona.

“Habrá gente que no nos entienda, pero lo que queremos trasladar a la sociedad es nuestro compromiso con España”, subrayó en el acto de apertura Antonio Garamendi, quien incidió en la necesidad de que nuestro país afronte la crisis con respuestas similares a las europeas”, porque, “recordó, “estamos en Europa y tenemos que ser más Europa”.

Pablo Isla no se anduvo por las ramas y habló claramente de una “crisis de magnitud enorme”, al tiempo que lamentó que ya España, al inicio de esta crisis, “se encuentra en una situación peor que otros países de nuestro entorno por nuestros niveles de endeudamiento y desempleo previos”. Así que, para Isla, “el punto de partida de la economía española es particularmente delicado”.

Al respecto, nada de “soluciones mágicas ni fáciles”. A su juicio, el plan de recuperación va a exigir un “comportamiento de muchísima responsabilidad de todos”. Y cuando habla de todos, lo hace de todos, porque, indicó, “es clave buscar consensos, los más amplios posibles, y es clave que en muchos ámbitos lo que se haga salga del diálogo social”.

Medidas para una ‘nueva normalidad económica’

Pablo Isla sostiene que para salir de la crisis es fundamental que haya certidumbre jurídica para favorecer la inversión, mientras que se debe huir de dogmatismos e ideas preconcebidas, “no desmontar lo que funciona y no revertir las reformas eficaces, ni tampoco introducir rigideces que sean negativas para la creación de empleo”.

Además, sostiene, en el corto plazo es “importantísimo no retirar las medidas que ayudan a no destruir el tejido empresarial”, como, por ejemplo, los Ertes. Otro tip a tener en cuenta: “Para la economía española es clave formar parte de la UE y del euro, pero con advertencia de rondón: “Aunque tenemos que asumir que un país no puede vivir siempre de la deuda. Tenemos que adaptar lo que gastamos a lo que tenemos”.

Empresarios como generadores de riqueza y bienestar

Poco más que le refrendó en su intervención Juan Roig, presidente de Mercadona, para quien la regla de tres es más simple que nunca. “Si hay empresarios y emprendedores honestos, hay empresas que generarán beneficios y revertirá en empleo, y si hay empleo hay riqueza que, administrada adecuadamente, generará mucho bienestar”.

Roig incidió en lo apuntado por Isla, y reclamó la eliminación de las trabas burocráticas, que se facilite y empujen las inversiones finalistas, que haya más seguridad jurídica y “que la sociedad vea en nosotros generadores de riqueza y de bienestar”.

“Es el momento de poner en marcha entre todas las empresas, sea cual sea el tamaño, autónomos y trabajadores la necesaria activación económica que necesita nuestro país, porque tras la muy dura etapa sanitaria empieza otra que también va a ser muy, muy, muy dura económicamente y tenemos que estar muy preparados”, concluyó su intervención.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups