Los Reyes dialogan con el sector privado cubano

Reportaje fotográfico: Cortesía de Casa Real de su Majestad el Rey

Crónica especial de nuestra corresponsal en La Habana, Sandra Madiedo. 

En la histórica visita de los Reyes españoles a Cuba, los emprendedores cubanos también son protagonistas: una representación suya estuvo presente en el encuentro de Felipe VI y Letizia con 22 representantes de la sociedad civil cubana.

La selecta muestra incluyó a conocidos emprendedores como Marta Deus –entrevistada en este periódico–  el equipo  de Clandestina, y Gerardo Rodríguez, de Gerbet; quien agradeció en su perfil personal en Facebook.

Según contó a Todostartups uno de los presentes, el monarca habló de la importancia de empoderar a la sociedad civil cubana, sobre todo a los emprendedores, como un espacio de generación de empleo, de ciertas libertades de inversión, importante para la Isla.

Estuvieron, además, periodistas de medios digitales independientes; y famosos artistas y escritores como Jorge Perugorría o Leonardo Padura, premio Príncipe de Asturias.

En el diálogo, Felipe se refirió al papel de España a la hora de acompañar el proceso de normalización con la sociedad civil cubana y el fortalecimiento de la sociedad civil cubana como espacio de desarrollo para el país.

El Rey habló del compromiso de España para acompañar este proceso, pero siempre respetando la soberanía de Cuba en la toma de decisiones.

Según el diario El País, “la Reina se ha interesado por la situación de la prensa independiente y por las posibilidades de acceso de la población a sus publicaciones on line”. Un escenario donde aparecen nuevos medios de comunicación porque emprender en periodismo, aunque no es bien visto en Cuba, es válido.

No es la primera vez que el creciente sector privado de Cuba llama la atención de importantes visitas. Como ya hiciera el expresidente estadounidense Barack Obama en su viaje de 2016, Don Felipe intercambió con algunos de sus integrantes para “tratar también con aquellas personas que no están en el mundo oficial, pero que con su trabajo no solo están ayudando, sino construyendo el futuro de Cuba, en donde la iniciativa privada tendrá un mayor protagonismo”, dijo antes del viaje a Efe el embajador español en La Habana, Juan Fernández Trigo.

Este sector, desde su apertura, va in crescendo. “Ha pasado de incluir a poco más 157.000 personas en 2010 hasta agrupar a más de 600.000, el 13% de la fuerza laboral de la Isla”, relata OnCuba.

Primer viaje de un jefe de Estado a Cuba

Este Viaje de Estado se enmarca dentro los eventos conmemorativos del V Centenario de la fundación de la ciudad de La Habana y sirve para reflejar, al más alto nivel, la excelencia e intensidad de las relaciones bilaterales entre la República de Cuba y el Reino de España, según informa en un comunicado la Casa Real española.

 

Sus Majestades los Reyes partieron el lunes hacia Cuba acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, Josep Borrell y por el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de la Iglesia.

A última hora de la tarde, los Reyes llegaron al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana donde fueron recibidos por el embajador de España en Cuba, Juan Fernández Trigo; el embajador de Cuba en España, Gustavo Machín; y por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, entre otras personalidades cubanas.

El martes, 12 a primera hora de la mañana, Sus Majestades los Reyes se trasladaron al Mausoleo José Martí, donde tuvo lugar la ceremonia de ofrenda floral a José Martí, héroe Nacional de Cuba. Durante el acto se interpretaron los Himnos Nacionales de los dos países y Don Felipe colocó una corona con una cinta con la Bandera de España.

El Monumento a José Martí es un monumento al pensador y poeta cubano José Martí (1853 – 1895), héroe nacional y revolucionario. Ubicado en el lado norte de la Plaza de la Revolución en el barrio de El Vedado, en La Habana, se trata de una torre en forma de estrella, una estatua de Martí rodeada por seis columnas y jardines. Este gesto hacia el héroe nacional abre todas las visitas de alto nivel de mandatarios extranjeros al país caribeño.

A continuación, los Reyes se trasladaron al Palacio de la Revolución, sede del Consejo de Estado de Cuba, donde se celebró el recibimiento Oficial. Tras pasar por un Cordón de Honor y dirigirse al Salón de los Tres Próceres, Don Felipe y Doña Letizia fueron recibidos por el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel y su esposa Lis Cuesta. Ambos Jefes de Estado pasaron revista a una formación y saludaron a las delegaciones oficiales de ambos países.

Finalizada la presentación de las delegaciones oficiales, Su Majestad el Rey mantuvo un encuentro con el presidente de Cuba en el que se firmó delante del Vitral “El Sol de América”, un acuerdo “Marco de Asociación País”, por el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, con Díaz-Canel y el Rey como testigos.

El convenio, que estará vigente hasta 2022, está dotado con 57,5 millones de euros, en los que se incluye la contribución de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), comunidades autónomas, ONG y cooperación cultural. El nuevo instrumento renueva el que se aplicó de 2014 a 2017. El nuevo acuerdo se estructura en tres ejes: aumento de la productividad, desarrollo territorial sostenible y consolidación de una administración pública eficaz.

Por su parte, Su Majestad la Reina se trasladó a la Plaza Vieja, donde acompañada por la Lis Cuesta visitó una Escuela Taller “Gaspar Melchor de Jovellanos” donde se desarrollan proyectos con la Cooperación Española. Dentro, Doña Letizia se interesó por las clases impartidas a los estudiantes, que se forman en especialidades que van desde albañilería, carpintería y fontanería hasta restauración general, arqueología y forja, habilidades que los califican para trabajar en las continuas obras de recuperación en la ciudad.

Desde la institución, la Reina y Lis Cuesta se dirigieron hacia la cercana Plaza Vieja, donde entraron en la Basílica de San Francisco de Asís, cuya construcción comenzó en el siglo XVI, que funciona hoy como sala de conciertos y fue una de las primeras obras restauradas con la participación de los graduados de la escuela taller “Gaspar Melchor de Jovellanos”.

En una de sus fachadas, ambas se hicieron una foto de familia con una representación de los más de 150 estudiantes y profesores de la institución. La Escuela Taller fue constituida el 6 de abril de 1992, a raíz de un convenio suscrito entre la Agencia Española de Cooperación Internacional y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Tras finalizar los actos de sus agendas matinales paralelas del martes, Don Felipe y Doña Letizia tuvieron la oportunidad de recorrer las calles de La Habana Vieja a pie, accediendo al interior de la Catedral, contemplaron desde el centro de la plaza los edificios que la rodean y entraron también en otros como el Palacio del Marqués de Arcos, una construcción de mediados del siglo XVIII que alberga el Liceo Artístico Literario.

También conocieron el Museo de Arte Colonial y, en su recorrido posterior, saludaron a personas que se acercaron hasta ellos y posaron incluso para fotografiarse con los turistas y cubanos que quisieron inmortalizar el momento. La plazuela de Santo Domingo, la Plaza de Armas y el Palacio de Segundo Cabo fueron otros espacios y edificios que pudieron observar los Reyes en su paseo.

Por la tarde, Sus Majestades los Reyes se trasladaron hacia el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, acompañados por los presidentes de EFE, Fernando Garea, y de Iberia Luis Gallego, donde visitaron una exposición fotográfica de la Agencia EFE “España-Cuba: contigo en la distancia” que se despliega en el imponente salón Alejo Carpentier del teatro habanero, y celebra el quinto centenario de la capital cubana, fundada por los españoles en 1519, y conmemora asimismo los 80 años de la Agencia y los 70 que la aerolínea lleva volando a Cuba. Las imágenes del archivo gráfico de la Agencia plasman los profundos lazos que unen a los pueblos español y cubano a través de hitos culturales, deportivos, sociales y políticos.

Posteriormente, en el mismo Teatro, dio comienzo la Gala de Ballet en la que se interpretaron cuatro piezas: Un ballet clásico a cargo del Ballet Nacional de Cuba, una danza contemporánea a cargo de la Compañía de Carlos Acosta, un baile folclórico cubano a cargo del Conjunto Folclórico Nacional de Cuba, y un baile fusión (afrocubano-español) a cargo de la Compañía de Lizt Alfonso.

Sus Majestades los Reyes cerraron la primera jornada de su visita de Estado a Cuba con la cena ofrecida por el Presidente del país, Miguel Díaz-Canel, y su esposa, Lis Cuesta, en la sede del Consejo de Estado. La Orquesta de Cámara de La Habana interpretó varias piezas para amenizar el encuentro.

El miércoles 13 Sus Majestades los Reyes comenzaron la jornada visitando El Templete de la Plaza de Armas de La Habana Vieja, lugar donde nació La Habana y punto donde en 1519 se celebró el primer cabildo y la misa fundacional junto a una ceiba. En ese lugar, recibieron una explicación a cargo del historiados de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal. El monumento fue construido en 1827 por el ingeniero Antonio María de la Torre y se encuentra a un lado de la Plaza de Armas. Declarado Patrimonio de la Humanidad. Allí, destaca un busto de Cristóbal Colón.

Junto a la comitiva, Don Felipe, con el bastón de mano municipal, y Doña Letizia atravesaron el parque de la Plaza de Armas, trazada en 1520, lo que la convierte en la más antigua de las cuatro plazas de estilo colonial del centro histórico de la ciudad, y donde se erige la estatua de Carlos Manuel de Céspedes, padre de la patria cubana y primer presidente, para dirigirse al Palacio de los Capitanes Generales -actualmente, este edificio del siglo XVIII de estilo barroco acoge el Museo de la Ciudad-, donde a su llegada se fotografiaron bajo el balcón del Palacio donde estaba colgado el repostero bordado sobre terciopelo del Escudo de Armas de La Habana realizado en la Real Fábrica de Tapices de Madrid y donado por Sus Majestades los Reyes con motivo de la visita.

A continuación, en el interior del edificio, Don Felipe y Doña Letizia recibieron de manos del presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular “La Giraldilla”, figura que simboliza la bienvenida de la ciudad de La Habana. La estatuilla, que luce en lo alto del Castillo de la Real Fuerza, se esculpió a mediados del siglo XVII al estilo de la que está en la Catedral de Sevilla, conocida como la Giralda. Tras la visita al Palacio de los Capitanes Generales, Don Felipe hizo entrega de la Gran Cruz de Carlos III a Eusebio Leal.

A media mañana, los Reyes se trasladaron al Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, donde tuvo lugar una recepción a la colectividad española residente en Cuba, que cuenta con unos 140.000 españoles, en la que, tras la interpretación del Himno Nacional, el Rey pronunció unas palabras en las que destacó que “…nada de lo que ocurra en Cuba es ajeno a España y nada de lo que ocurra en España es ajeno a Cuba. Vosotros, españoles -y también cubanos- sois la viva expresión de lo mucho que une a nuestros pueblos…”.

Encuentro con empresarios españoles

Una vez finalizada la recepción, Su Majestad el Rey se trasladó a la residencia de la Embajada de España donde mantuvo un almuerzo de trabajo con una veintena de empresarios españoles, que conversaron con Don Felipe, al que acompañaron el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, y la secretaria de Estado de Comercio española, Xiana Méndez.

Aproximadamente 300 empresas españolas operan en Cuba, donde el sector turístico acapara gran parte del volumen de negocio con la presencia de grandes corporaciones hoteleras como Meliá, Iberostar y Barceló, que, operando en régimen mixto con el Gobierno cubano, abarcan el 70 % de las habitaciones en la isla.

Por la tarde, en la Embajada de España, Su Majestad el Rey asistió a la presentación del libro, editado por Acción Cultural Española, “500 años de la Ciudad de La Habana”, que analiza la posición estratégica de La Habana a lo largo de la historia como centro neurálgico del Caribe. Desde la historia de sus primeros pobladores antes de la llegada de los colonizadores, la llegada de Colón y los conquistadores, o el crecimiento y la evolución de la ciudad a través de importantes hitos.

En la presentación, el Rey recorrió una exposición de láminas sobre la obra y recibió un ejemplar de manos del ilustrador del libro Javier Mariscal y el coautor Mauricio Vicent. En la azotea de la Embajada, Don Felipe pudo observar el solar para la construcción de una nueva sede para el Consulado de España en la Habana.

Posteriormente, en la misma Embajada, Sus Majestades los Reyes mantuvieron un encuentro con una representación de la sociedad civil cubana, integrada por sectores muy diversos como organizaciones sociales y de masas y las organizaciones o asociaciones científicas o técnicas, culturales y artísticas, deportivas, de amistad y solidaridad, periodismo, intelectuales y “cuentapropistas”, con una franja de edad comprendida entre los 30 y los 60 años, muestra una heterogeneidad con el denominador común de representar a una parte importante y profesionalmente activa del actual tejido social cubano.

La jornada finalizó con la cena de retribución ofrecida por Sus Majestades los Reyes al presidente de Cuba y la Sra. Lis Cuesta, celebrada en el Palacio de los Capitanes Generales, en la que Don Felipe pronunció unas palabras destacando que “…España trajo consigo instituciones, ideas y valores.