Madrid destina 5 millones para autónomos y ATA lo ve un “pequeño respiro”

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles autorizar un gasto de 5 millones de euros en ayudas para que los autónomos sin empleados a su cargo y cuyos negocios se hayan visto afectados por las medidas adoptadas en las últimas semanas para frenar la expansión del coronavirus (COVID-19).

Esta medida, incluida dentro del Plan Impulsa, tiene como beneficiarios a todos los autónomos individuales de la región que hayan visto mermada su actividad durante las últimas semanas pero que sigan ofreciendo sus servicios, con el objetivo de inyectarles la liquidez necesaria para dar continuidad a sus negocios. 

Las personas que estén en esta situación podrán solicitar una ayuda directa de hasta 3.200 euros, que llegará de manera inmediata y en un pago único. Esta cantidad, que se concederá por orden de solicitud, corresponde al pago de 12 mensualidades de la base mínima de cotización a la Seguridad Social y el autónomo podrá emplearla en lo que considere necesario y urgente para mantener la actividad de su negocio. 

La ayuda se tramitará telemáticamente a través de un formulario alojado en la web de la Comunidad de Madrid. Los solicitantes deberán estar dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), adjuntar una declaración que justifique la merma de ingresos provocada por el coronavirus a sus negocios y mantener ese alta en el RETA durante al menos doce meses. 

Apenas un par de horas después, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA, difundió un comunicado en el que apoya las medidas, que, afirma, van a suponer un “pequeño respiro” dentro de la situación crítica por la que está atravesando la región. 

Señala que lo aprobado por Madrid es Plan Impulsa, ayuda que ya existía en la región para autónomos dados de alta en RETA afectados por obras en sus accesos o catástrofes naturales y que ahora se amplía al coronavirus.