Mujeres líderes evalúan la igualdad en las empresas del siglo XXI

No hay acuerdo unánime. Mientras que unas piensan que las cuotas son un tapón para el desarrollo de la mujer otras las consideran aún necesarias. Pero en lo que sí hay consenso es en que no hay que bajar la guardia y reforzar los mecanismos que faciliten una plena e integral igualdad en el ámbito empresarial.

De ello se intercambiaron puntos de vista, experiencias y proyectos durante la ‘Jornada de microconferencias: Conmemorando el Día de la Mujer’, que acogió la sede de CEIM-CEOE, organizado por la Asociación Española de Empresarias de Madrid (Aseme) y que trató de responder a la pregunta de si ‘¿Estamos preparados para la igualdad real?’.

Abrió las intervenciones el anfitrión, el presidente de CEIM-CEOE, Miguel Garrido, quien reconoció que “tenemos un largo camino aún por recorrer” pero valoró que a día de hoy un 35% de empresarios son mujeres”, lo que permite perfilar que “en no mucho tiempo se alcanzará esa paridad”. “Donde seguimos teniendo un problema”, lamentó, “es en alcanzar la igualdad en los puestos de dirección” lo que, afirmó, es algo que “no nos lo podemos permitir”.

A continuación, la viceconsejera de Empleo de la Comunidad de Madrid, Eva María Blázquez, trasladó la idea aún generalizada de que contratar a una mujer, por el solo hecho de serlo y “de que seamos potencialmente madres” va a suponer que “vamos a ser menos eficientes, que vamos a pedir una reducción de jornada, y esto influye en todos estos elementos”.

Pese a todas estas dificultades, Blázquez enfatizó en que cuando una mujer llega a directiva es “porque ha superado todo esto”, empezando por una realidad, a su juicio, incontestable, que es que “las mujeres estamos mejor formadas”, como prueba el hecho de que “en la universidad hay más mujeres que hombres, y, en general, estamos más presentes en la formación que los hombres”.

Por su parte, María Teresa Gómez Condado, directora general de CEOE Campus, advirtió sobre la importancia de que las mujeres no pierdan en tren de la formación en el contexto digital y de las nuevas tecnologías. “Si la mujer queda fuera de las nuevas profesiones, los estereotipos y la desigualdad se va a derivar por la vía de las nuevas tecnologías”, avisó. En este sentido, comentó que, para alcanzar puestos de dirección, “las mujeres necesitan formación, empoderamiento y aprendizaje de las propias cúpulas de las empresas”.

María Jesús Pérez Ruiz de Valbuena, consejera delegada de Adams Formación, es de las mujeres líderes que opina que las cuotas deben de mantenerse: “Sí que creo en las cuotas”, dijo, para agregar que “es un reto seguir ampliando las cuotas de participación de mujeres en instituciones como la universidad o el poder judicial”, por poner ejemplos donde la presencia de los hombres es notoria.

Como en la propia CEOE, donde, aunque tres vicepresidencias las ostentan mujeres, lo cierto es que las once restantes las ocupan hombres, se lamentó, para a continuación lanzar este mensaje: “Sería muy revelador, lo que arrastraría a muchas otras empresarias, que la propia cúpula de CEIM-CEOE consiguiera también esta igualdad”.

La presidenta del Grupo Juste, Inés Juste, habló desde su propia experiencia personal, muy común en la mayoría de las mujeres profesionales y, especialmente, que han alcanzado notables cuotas de poder. “Hay muchas cosas que me han costado mucho”, explicó, “y he tenido que pagar facturas personales, porque no he conseguido un balance en mi vida como empresaria y como madre, porque no supe hacerlo y, probablemente, porque no se puede lograr ese balance”.

Para Juste, las mujeres “tenemos un exceso de responsabilidad en todo”. Personalmente, ella misma pensó que era una “superwoman”, pero “la vida me dio un toque”. Con todo, sentenció: “No nos condicionemos por el hecho de ser mujeres”.

Para Beatriz Recio, presidenta de Mujeres Influyentes de España, las mujeres “ya somos líderes, solo es que lo tenemos que contar”. En su opinión, las mujeres “que no estamos en situaciones de vulnerabilidad debemos ser ejemplo para el conjunto, y esa es una de nuestras misiones”.

En este contexto, denunció que los medios de comunicación siguen siendo machistas”, lo que explicó en el hecho todavía cierto de que también “la sociedad es machista”. En este sentido, se preguntó por qué pueden hacer los periodistas para paliar este estado de cosas. Pues “denunciar esa situación y crear esa conciencia social de generar opinión y corriente de cambio”.

Cerró el evento Eva Serrano, presidenta de Aseme y vicepresidenta de CEIM-CEOE, quien apeló a la necesidad, o incluso oportunidad, de que las mujeres se asocien y hagan valer sus derechos desde una posición común y más fuerte. “Cada uno tiene su propia individualidad y personalidad, pero en un mundo global ir por la vida basándonos en el yoísmo no nos ayuda en nada, ni nos permite crecer como empresarias”. “Lo suyo es que nos unamos”, dijo.

Ejerció de moderadora en la primera parte del evento Arancha de las Heras, miembro de la junta directiva de Aseme y presidenta del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, propietario de TodoStartups. Asistió, así mismo, el presidente y la vicepresidenta de TodoStartups, Arturo de las Heras y Ana Landeta, respectivamente.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups