BBVA amplía su programa ‘Ninja’ a los profesionales de Mahou San Miguel

La iniciativa ‘Ninja’ es un programa de autodesarrollo profesional creado por BBVA que permite que cualquier empleado de una organización pueda adquirir conocimientos y habilidades digitales gracias al uso de técnicas de gamificación y a la oferta formativa de las mejores compañías tecnológicas y plataformas educativas del mercado.

Tras su despliegue en siete de las empresas del Grupo BBVA y en siete geografías (España, México, Argentina, Perú, Colombia, EE. UU. y Uruguay), el banco colabora por primera vez con una compañía externa para el despliegue de este proyecto. Más de 300 profesionales implicados en la evolución digital y tecnológica de Mahou San Miguel se benefician ya del acceso a su propio programa ‘Ninja’. Para hacerlo posible, BBVA ha adaptado la plataforma que utilizan ya más de 9.000 empleados del banco a las necesidades particulares de talento de Mahou San Miguel, se explica en un comunicado.

El modelo ‘Ninja’

El programa ‘Ninja’ emplea los principios de la gamificación para fomentar que cada empleado tenga un papel activo y un compromiso real con su proceso de autodesarrollo mediante su participación proactiva en distintas actividades. El objetivo es fomentar la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades digitales, así como una filosofía de aprendizaje continuo que les permita adelantarse a las novedades y tendencias digitales del mercado.

Para adaptar el programa a las necesidades particulares de los empleados de Mahou San Miguel, se han identificado una serie de dominios de conocimiento especialmente relevantes para el sector, en torno a los cuales se han definido las distintas actividades de autoaprendizaje, trabajo en equipo y comunidad. En concreto, las áreas en las que se desarrollarán los ‘ninjas’ de Mahou San Miguel son: ‘big data’ y analítica, internet de las cosas, inteligencia artificial y voz, automatización de procesos, metodología ‘agile’, diseño de experiencia, plataformas colaborativas y comprensión del entorno digital.

Para mejorar sus capacidades en estas áreas, los ‘ninjas’ pueden apuntarse a charlas y talleres internos, realizar MOOCs o cursos online, compartir artículos, webinars o podcast que hayan publicado en internet, o bien participar en eventos digitales o ‘hackathones’, entre otras actividades. Todo ello se puede compartir a través de una plataforma –en formato web y ‘app’– que no solo sirve para visualizar el talento de cada persona, sino para inspirar a los demás y crear una comunidad de conocimiento líquida y transparente.

Participando en estas actividades y compartiéndolas con los demás, cada ninja va recibiendo ciertos puntos que le permiten ir subiendo de niveles, representados por cinturones de distintos colores, desde el blanco –donde comienzan todos los ‘ninjas’–, hasta el negro, que representa la ‘maestría digital’ completa. Para subir de nivel, los empleados deben demostrar interés y una participación activa, lo que facilita un compromiso real con su desarrollo.