Marca personal: la huella de la persona

Personal branding word on torn paper

En la actualidad la vida profesional de una persona se concibe como un activo empresarial susceptible de ser explotado lo mismo que se hace con el resto de los que figuran en el balance de las sociedades mercantiles. La creación, identificación y desarrollo de ventajas competitivas afectan a la empleabilidad del sujeto persona física lo mismo que a la evolución de la empresa persona jurídica.

La marca personal ocupa un lugar de vital importancia en este entorno. Dice el viejo refrán que hay personas que recuerdas un rato, otras durante un largo tiempo, y hay algunas que recuerdas toda la vida en función de la impronta que dejó su paso por ella.

La marca personal vendría a ser un branding humanizado de la persona candidato a puestos de relevancia en la empresa. A la sazón, no se ven muchos electricistas con perfil activo en Linkedin.

Lo cierto es que, en un mundo donde el trabajo humano tiende a comoditizarse cuando no a sustituirse por automatización, destacarse entre la multitud deviene una premisa para la empleabilidad futura del candidato. En cierto modo, parafraseando a uno de los mejores expertos en marca personal, el verdadero trabajo de la persona no está en conservar el que ya tiene, sino en asegurarse uno nuevo cuando falle aquél.

Y en este sentido, aun no se ha inventado una herramienta de comunicación mejor para el hombre que el lenguaje. Con esto se pretende apuntar que la creatividad inicial en todo proceso de innovación, no es cosa tecnológica, y depende de pulsiones tan instintivas del ser humano como la imaginación y la inspiración para contagiar emociones y convencer a otros semejantes.

El poder de la palabra sigue siendo inmenso, por eso se suele decir que hay que tener cuidado con quien escribe bien, porque enamora sin tocar.

La inspiración en el manejo del lenguaje no es, tristemente, algo que se pueda enseñar, pero todo lo demás, que tiene que ver con la marca personal, incluso las técnicas de redacción periodística, o de canalización de dicha inspiración, como el story-telling, se pueden aprender.

El manejo de redes sociales como Linkedin y Facebook también parece sencillo pero es complicado si queremos destacarnos entre cientos de perfiles similares. Como indudablemente también tienen que ver con el arte las redes sociales visuales como Pinterest o Instagram.

Podemos concluir brevemente que la gestión de la marca personal pasa por varios estadios, similares a la conceptuación de ideas de negocio por medio del Business Canvas model. Primero está la ideación de la ventaja competitiva (en qué soy mejor que los demás), luego el desarrollo de la estrategia para utilizar dicha ventaja en la obtención de resultados en forma de trabajo o clientes, lo cual incluye la de comunicación de la misma. Por último está la gestión de riesgos reputacionales que el uso activo, comprometido y auténtico, de redes sociales, puede deparar.

CEF.-, tras el éxito de la iniciativa totalmente gratuita Construye tu marca liderada por Arturo de las Heras, presidente de la entidad, y en respuesta a la amplia demanda recibida, ha preparado con varias ediciones y gran éxito de afluencia el Curso Monográfico sobre Marca Personal – ConstruyeTuMarca.

Ricardo Seoane
Abogado con amplia experiencia y formación en varias áreas del Derecho y la Gestión de empresa y especialización en Corporate Compliance y Derecho Penal Económico.