Recomiendan favorecer la felicidad del empleado para retener talento

Las empresas deberían pensar más en la felicidad de sus empleados si desean incentivar y retener talento. Mientras, los trabajadores señalan como sus prioridades, por este orden, el salario, la conciliación, la seguridad laboral, el ambiente de trabajo y la flexibilidad a la hora de buscar un empleo, y de permanecer en él, según concluye el Randstad Employer Brand Research 2019.

El estudio, detallado por Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad, muestra también que cuando las personas tienen más estudios, valoran en mayor medida el salario, las oportunidades y el desarrollo, al tiempo que advierte que 1 de cada 3 personas no tiene formación lo que se suma a las dificultades que las empresas tienen a la hora de encontrar talento necesario para sus organizaciones.

El informe, que analiza 10 años de Employer Brand, señala que a la hora de atraer talento es preciso que las organizaciones inviertan en la felicidad de los empleados, puesto que ello tiene consecuencias positivas en la imagen de marca, la calidad de contratación, su productividad, la reducción de costes y la reducción de las tasas de absentismo.

A la pregunta de qué fideliza a los trabajadores, el estudio expone, por orden de importancia, el salario constante, que supone seguridad, aunque no un valor suficiente para el cambio de una compañía a otra.

En segundo lugar, la conciliación de la vida familiar y laboral, siendo un apunte decisivo y aumentando en gran medida entre las prioridades del colectivo juvenil. En tercer lugar, el ambiente laboral es considerado importante, empezando por la comunicación, los estilos de liderazgo, el clima, los contenidos o las ideas. Y la reputación: el 89% de los españoles comprueba la reputación de su empresa, no solo la comunicación hacia el exterior, sino lo que de verdad se hace en la empresa.