Saytrip: más allá del selfi durante las vacaciones

Inmortalizar los mejores momentos de un viaje sin perder detalle es el objetivo de Saytrip, una plataforma online que permite contratar, por horas, un profesional de la fotografía del destino local y que está siendo acelerada por Lanzadera, la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig.

Con una web fácil e intuitiva, los viajeros pueden elegir rápidamente a su fotógrafo según sus necesidades y reservarlo con la tranquilidad de que el dinero queda congelado hasta que la actividad se haya llevado a cabo y las imágenes hayan sido recibidas, según se explica en un comunicado.

Actualmente, cuentan con cerca de 300 fotógrafos, cuyos perfiles se detallan en la web para que los usuarios puedan conocer su trabajo, el equipo que van a emplear y su experiencia detrás de la cámara, así como conocer las valoraciones de otros viajeros.

Desde que iniciaron su andadura en enero de este año, la plataforma ha sido empleada por más de 200 viajeros. Saytrip trabaja principalmente en València, Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Alicante, localidades en las que se puede consultar el perfil de los fotógrafos. En breve, también ampliarán a Granada y Palma de Mallorca y a ciudades internacionales como Roma, París, Amsterdam, Londres o Lisboa.

Asimismo, ofrecen la opción de “otra ciudad”, ya que incluyen profesionales que residen en la mayoría de capitales españolas y europeas, así como  en la zona del Algarve portugués. Para ello, gestionan las solicitudes de reserva en estos lugares y buscan el profesional para el viajero en función de sus gustos y necesidades.

Detrás del proyecto se encuentran Ana Galiana y Belén Huerta, ambas con estudios en el ámbito de la comunicación y el marketing. Según explican, la idea surgió cuando Huerta realizaba un viaje por la Costa Este de los Estados Unidos. Estando en lo alto del Top of the Rock, rodeada de una multitud de turistas cámara en mano, se dio cuenta de que muchos momentos se pierden por querer fotografiarlos.

Así, mientras realizaba este viaje, que también le llevó por Filadelfia o Lancaster en Pensilvania,  “comprendió que el mundo es demasiado bonito para verlo a través de una pantalla”, tal y como indica. Por ello, una vez en España se reunió con Galiana y decidieron emprender Saytrip.