¿Subcontratar o emplear? 5 pasos para saber cómo llevar la contabilidad de tu empresa

Uno de los grandes quebraderos de cabeza de la mayoría de las startups y de los emprendedores es saber llevar correctamente la contabilidad de la empresa o negocio. Hay que tener en cuenta diversos factores, no sólo los gastos diarios, semanales o mensuales, sino también los beneficios obtenidos, las inversiones que se tienen que realizar para una posible expansión del negocio o simplemente la contratación de servicios adicionales para una determinada circunstancia.

Precisamente en la definición de contabilidad es donde se puede encontrar más dificultad por parte del empresario o del emprendedor, pero teniendo claro los aspectos más importantes todo puede resultar mucho más fácil aunque hay muchas personas se decantan por subcontratar estos servicios a empresas especializadas. Así que aquí se te ofrece los cinco pasos para saber cómo llevar la contabilidad de la empresa y saber si es mejor contratar a una persona determinada para esta función o simplemente subcontratar a una empresa determinada para poder llevar a cabo esta tarea:

Control de gastos

Es recomendable tener un control total de los gastos que se producen en la empresa y saber registrarlos. Para ello, hay que guardar con mucha cautela todas las facturas y tickets que se vayan generando, ya que se tienen que adjuntar apropiadamente para justificarlas o por si nos las reclaman de cara a una posible inspección.

Además, si tienes que llevar un libro de cuentas, cada gasto tiene que ir reflejado en los diferentes capítulos que hay establecidos.

Pago de impuestos

Uno de los temas más delicados a la hora de llevar la contabilidad de la empresa es, precisamente, el de la tributación, ya que la Agencia Tributaria no perdona lo que se le debe e, incluso, un despiste puede salirte bastante caro.

Es vital conocer qué impuestos se tienen que pagar y cuáles son los plazos establecidos. Otro punto que hay que valorar es que, en ocasiones, también se premia el pago rápido de los tributos con algún tipo de descuento, así que interesante valorar si nos beneficia pagar pronto para acogernos a las posibles bonificaciones.

Por el contrario, no pagar a tiempo los impuestos puede llevarnos a sufrir alguna multa y penalización por dicho impago, así que en este punto hay que andarse con mucho ojo.

Pagos y cobros a tiempo

Al igual que es necesario saber qué gastos estamos teniendo, el control de los pagos y cobros también es un asunto que hay que prestar especial atención. Hay que estar atento en todo momento el flujo de dinero si no queremos tener ningún disgusto. Reclamar a tiempo las facturas o lo que se nos debe permitirá que las cuentas puedan estar saneadas y afrontar inversiones.

Igualmente importante es realizar los pagos que tengamos pendientes, ya que es un dinero que realmente no nos pertenece, sino que es de los clientes. Hay que añadir que pagar a tiempo y a corto plazo siempre es positivo para que los clientes tengan una buena opinión profesional nuestra de cara a hacer nuevos negocios o mantenerlos.

Libros actualizados

Dependiendo de qué tipo de empresa seas y el volumen económico en el que te muevas, será obligatorio tener diferentes libros operativos como es el libro diario, el libro mayor, los balances de cuenta… Cada uno tiene unas características concretas que hay que conocer y saber gestionar.

Uso de aplicaciones

A la hora de gestionar las cuentas de las empresas también hay diversas aplicaciones que pueden sernos útiles, adaptándose a las necesidades de cada empresa. De hecho, con ellas se puede saber de una forma muy visual y sencilla el estado de nuestras cuentas. Estas también permiten que diferentes departamentos tengan acceso a la contabilidad mucho más ágil, facilitando el día a día a los trabajadores, especialmente en tareas rutinarias como saber si se ha hecho un pago o acceso a los datos de algún cliente o pedido.

De manera, con estos cinco pasos que os ofrecemos desde Todostartups podrás manejarte mejor a la hora de llevar las cuentas y hacer que tu empresa o negocio funcione bien y sobre todo, estar al día en materia de pagos e ingresos.