Un tercio de las emprendedoras tiene más de 36 años

Según un estudio realizado por MicroBank en colaboración con Stone Soup Consulting, las mujeres representan el 33% del total de emprendedores y su perfil mayoritario en el año de la Covid-19, aunque heterogéneo, responde al de una mujer de entre 36 y 49 años de edad (43%), con estudios de Formación Profesional (34%), en busca de una oportunidad de negocio (42%) y enfocada al comercio minorista (30%).

Por edades, el segundo colectivo más numeroso es de las mujeres de entre 26 y 35 años (26%), aunque destaca el grupo de mujeres con edades comprendidas entre 50 y 64 años, que representan el 22%, muy por encima del 8% que suponen las mujeres menores de 25 años.

Según el nivel de estudios, el 26% de las beneficiarias de microcréditos de MicroBank tenía una carrera universitaria, el 22% había cursado la Educación Obligatoria y el 16%, Bachillerato. Únicamente un 1% de las mujeres carecía de estudios.

Respecto a los sectores predilectos para emprender por parte de las mujeres, destacan  el comercio minorista (30%), la hostelería y restauración (23%) y los negocios de peluquería y estética (20%). Estos datos contrastan con los nuevos negocios impulsados por hombres, que optan en menor proporción que las mujeres por el comercio y la hostelería. En el marco de los servicios profesionales, ellos se decantan por nuevas oportunidades en el ámbito del transporte, la construcción y las reformas.

Entre las principales motivaciones que las mujeres esgrimen para emprender destaca el hecho de ver una clara oportunidad de negocio (42%), el deseo de ganar independencia y ser sus propias jefas (25%) y la vocación (13%). Además, para un 13% de las mujeres, la principal motivación para emprender es revertir una situación de paro.

Según los datos de MicroBank, las mujeres emprendedoras contratan mucho más a otras mujeres que los hombres, con un 46% frente a un 29%.

Las mujeres son más proclives que los hombres a solicitar un microcrédito para la apertura de un negocio, con un 48% frente a un 26%. En relación al éxito de los negocios emprendidos por mujeres, en el 86% de los casos siguen vigentes, mientras que un 7% ha tenido que cerrar. Los negocios que no han prosperado liderados por hombres han sido el 3%, en parte por no estar tan vinculados a los sectores más castigados por la pandemia como ha ocurrido en el caso de las mujeres.

Las emprendedoras han recibido el 31% de los préstamos específicos de MicroBank para paliar los efectos de la Covid-19. En la mayoría de los casos, se destinaron a pagar los gastos del día a día del negocio (34%), hacer frente al pago a proveedores (22%) y al alquiler de la oficina o local (18%).